El primer paso es saber que cuando hablamos de una separación o de un divorcio, estamos aludiendo a dos realidades distintas. Sólo el divorcio disuelve el matrimonio, posibilitando uno nuevo.

Tras la modificación del régimen legal en materia de divorcios y separaciones de 2005, todo matrimonio puede separarse o divorciarse, con el único condicionante de que hayan transcurrido 3 meses desde que se contrajo matrimonio. Esta condición no será tenida en cuenta si existe riesgo físico, moral o de la libertad en cualquiera de los integrantes o de los hijos de estos, no existiendo un período mínimo para poder solicitar la separación o divorcio en estos casos.

divorcios y sepraciones utrera

De producirse este hecho, ninguno de los integrantes de la pareja tendrá que aportar un argumento para la separación, y del mismo modo, podrá iniciar el procedimiento con o sin el consentimiento del cónyuge.

En caso de que se trate de una separación o divorcio de mutuo acuerdo, se deberá firmar un convenio regulador en el que se contemplen todos los derechos y obligaciones por ambas partes, sobre todo cuando existen hijos comunes (pensiones, reparto de bienes, custodia legal del menor, período de vacaciones,…)

Si, por el contrario, estamos hablando de un divorcio o separación contenciosa (no existe acuerdo entre ambas partes), el procedimiento tiende a complicarse y recrudecerse. En este sentido, el mejor consejo es contar con abogados especializados en divorcios, como los de nuestro despacho de Utrera.

Si no existe un acuerdo en lo relacionado a los hijos, en caso de que existieran, al reparto de bienes o a la posibilidad de una pensión compensatoria, entre otros aspectos, será el Juzgado competente el que dictamine una sentencia, quedando inscrita la separación o nulidad en el Registro Civil.

Busque el asesoramiento de abogados especializados en temas de divorcio. Conociendo el caso y las circunstancias que le rodean, nuestros bufete de abogados de Utrera le asesorará sobre cómo proceder.